Posteado por: Chalo | Lunes, 10 marzo 2008

La Cancha: Universitario de Deportes 1 – Sporting Cristal 0

Parecía que uno hubiera retrocedido unos doce o trece años y viera a un Sporting Cristal jugando más y siendo más equipo que el rival mientras iba perdiendo. Allá por el 95 y 96 se dieron varios partidos con este rival iguales al de ayer. Cristal perdió el clásico de la forma que más rabia da: dominando el partido y no encontrando el gol. Por su parte el local ganó de la forma que su historia le dice que tiene ganar y que su hinchada goza más: por un gol, tirado a la defensiva de local, con todos sus jugadores haciendo tiempo, el técnico gritando desaforado y alejando el balón de su área mediante puntazo a las tribunas.

Una realidad: La falta de gol en Sporting Cristal es clamorosa.

El día de ayer Sporting Cristal ha demostrado que hoy por hoy es un equipo que no resulta capaz de hacerle un sólo gol a un rival entregado, que le regaló el balón y la cancha optando sólo por el contragolpe. Sporting Cristal demostró otra máxima del fútbol y es que los centros – aún los bien ejecutados – sólo sirven cuando se tiene algún delantero de referencia capaz de lucharlos y embocarlos. Que en algún momento se perdió la inventiva y que si el fútbol se ganara sólo arrinconando al rival a sus redes seríamos un equipo muy ganador.

Lo peculiar de esta situación es que, hasta esta última fecha, Sporting Cristal era el equipo más goleador del torneo con 9 tantos en 5 partidos. Pero el análisis decía que seis de esos goles se lograron en jugadas de pelota parada y sólo tres fueron producto de una acción de juego (Ximénez ante Melgar, Cominges ante Vallejo y Hernández ante San Martín). Se ve y reconoce el trabajo de Oblitas en ese aspecto (pelotas paradas) pero también se ve y se reconoce que, salvo los tiros libres, corners y penales, Sporting Cristal simplemente no sabe hacer gol.

El de ayer fue un partido chato, lento y sin muchas emociones que se jugó principalmente en campo del local. Durante el primer tiempo las acciones estuvieron un poco más equilibradas pero se advirtió claramente que el fútbol lo ponía Sporting Cristal y que el local sólo puso su acostumbrado juego: inclinado hacia atrás con pases largos, entradas fuertes y reventando la pelota – garra que le llaman-. El dominio fue ligeramente celeste mientras que el local apostaba claramente al contragolpe. Así se dieron pocas situaciones de gol conjuradas bien por los arqueros.

A los 37′ un buen pase de Ximénez dejó a Cominges en la posibilidad de sacarse al arquero Fernandez y poner el balón de vuelta al uruguayo quien, estorbado por Cominges y sin pierna izquierda, le pego desviado ante el arco desguarnecido. Esa sería, a la postre, la única jugada clara de gol para Sporting Cristal.

En Cristal destacaban el buen trabajo de Hernández por la banda izquierda y de Sheput que ha ido mostrando una mejoría y dando la contraria a quienes, como nosotros, criticábamos su bajo rendimiento y cuestionábamos su llegada al Rímac. Pero también destacaba el hecho de que, a pesar que Oblitas paró un mediocampo reforzando el aspecto defensivo dejando en la banca a Palacios e incluyendo a Lizarbe en el equipo titular, la primera línea de Lizarbe, Razzotti y Lobatón – este último con más vocación ofensiva – recuperaba la pelota muy atrás y algunas veces eran superados fácilmente por los mediocampistas locales quienes quedaban a tiro de arco.

Una de esas recuperaciones atrasadas motivó el gol. Lizarbe cortó un balón muy cerca de nuestra área y, copiando las jugadas del rival, lanzó un puntazo a cualquier lado que fue a parar a los pies de Neyra. La buena estirada de Herrera – de muy buen desempeño cuando se le necesitó – no fue suficiente.

El segundo tiempo se inició con el regreso al sistema dejado de lado. Palacios por Lizarbe y 45 minutos de un partido rarísimo. Cristal frente a once estacas clavadas en el suelo y aún así … no pudimos marcar ni un sólo gol.

 

 

Ni Cominges ni Ximénez tuvieron una sola ocasión clara. Por lo menos a Ximénez se le vió chocando con la defensa rival. Aparentemente a Cominges los afectos que le despiertan esa cancha terminaron por hacer que su desempeño sea poco más que nulo.

Prado por derecha, Hernández por izquierda y Palacios, Lobatón y Sheput desde más atrás lanzaron todo tipo de pelotas hacia al área causando el lucimiento del arquero local y permitiendo que éste haga tiempo cuantas veces fuera necesario. Inclusive los corners y tiros libres que Cristal tuvo a su favor resultaron improductivos. La celeste jugaba sola … y estaba perdiendo.

De la defensa en el segundo tiempo, poco. Villalta y Ramos pudieron conjurar con traquilidad la mayoría de los intentos de un Hurtado confundidísimo. Aún así se siguió viendo el mismo problema que en el primer tiempo: la pelota la recuperábamos muy atrás. Se dejaba avanzar demasiado al contrario antes de poder arrebatarle el balón y eso daba pie a que, si el contrario superaba a su marcador, se encontraba ya en posibilidad de tirar al arco.

El partido hubiera podido durar tres horas más. Igual Cristal no habría podido marcar.

El equipo se muestra muy irregular. Se juega bien y se mantiene un orden táctico, lo que es importante, pero se carece de respuestas y opciones ante partidos difíciles. La fecha anterior no pudimos contrarrestar a un Aurich contestón que nos impuso condiciones en nuestra cancha y ayer no pudimos doblegar a un rival que nos entregó el juego y se limitó a esperar.

Este Sporting Cristal es capaz de darnos remontadas gratas pero aún acusa mucha inmadurez. Mucho trabajo pendiente. El plantel sigue apareciendo corto ya que no se cuentan con reemplazos en puestos claves y la expulsión de ayer de Ramos crea una nueva incognita a Oblitas ya que, lesionado Anchante, no tenemos un reemplazo de experiencia para esa zaga central. Más aún considerando que el domingo vamos al Cusco.

Igual fastidia perder un clásico. Y más aún perderlo ante un equipo que, lejos de mostrar superioridad, mostró justamente lo contrario.

Gracias a los últimos resultados hemos perdido la punta del campeonato, estamos en el tercer puesto, y nos espera un partido más de visita, quizá el más dificil de todos. Esperemos que esta semana se pueda trabajar y avanzar para encontrarle la vuelta a esta situación. No hay que dejar de reconocer que el equipo muestra un orden y una idea de fútbol pero falta lo más importante.

Alineaciones.

Universitario: Fernández: Duarte, Araujo (Calderón 74′), Balta, Zapata (Molina 51′), Gonzáles (Tragodara 56′), Torres, Candelo, Neyra, Hurtado, Jiménez.

DT: Ricardo Gareca

Gol: Neyra (41′)

Amarillas: Gonzáles (27′), Zapata (48′), Tragodara (84′).

Sporting Cristal: Herrera, Prado, Villalta, Ramos, Hernández, Lizarbe (Palacios 45′), Razzotti, Lobatón (Tejada 86′), Sheput, Ximénez y Cominges

DT: Juan Carlos Oblitas.

Amarilla: Villalta (1′)

Roja: Ramos (89′)

Estadio Monumental

Árbitro: Victor Hugo Carrillo (bien).

About these ads

Responses

  1. [...] Sergio David Acevedo Valencia Escribio un articulo buenisimo hoyAqui hay un pedazo del articuloEl de ayer fue un partido chato, lento y sin muchas emociones que se jugó principalmente en el centro de la cancha. Durante el primer tiempo las acciones estuvieron un poco más equilibradas pero se advirtió claramente que el fútbol lo … Lea el resto de este fabuloso articulo here Posted in Uncategorized Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL. [...]

  2. El partido de ayer dejo una especie de colera ya que la celeste dominaba todo el partido pero falta alguien que desequilibre en la delantera. A mi parecer, Oblitas debio haber puesto a Tejada, un delantero con mas movilidad.


Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: