Posteado por: Chalo | Domingo, 19 julio 2009

La Cancha: Sporting Cristal 1 – Universitario 1

Este equipo que has armado, Juan Carlos, es un equipo de media tabla.

Doloroso ¿no?

Pero cierto.

Es sólo de media tabla. Quizá no estará para quedar décimo pero definitivamente tampoco está para subir más allá del quinto puesto. Existen, cuando menos, cuatro equipos de este campeonato que son más que nosotros. Y se nos presenta como una cachetada que esta versión 2009 de Sporting Cristal – tu versión, Juan Carlos – sólo tiene argumentos serios para pelear un cupo a la Sudamericana 2010. Cualquier otra cosa mayor a esa va a deberse o a un sacrificio extra de este equipo o a un golpe inmerecido de suerte que el destino nos depare.

Por eso es que, a pesar de que la teoría dice que a Universitario y Alianza Lima debemos jugarle de igual a igual – y con posibilidades reales de ganarles -, nos cuesta sobremanera poder imponernos sobre estos equipos. Y también sobre otros a los que, en teoría, deberíamos ganarles. En teoría y por respeto a nuestra historia.

Ayer el técnico sorprendió a propios y extraños. Nos habíamos comido ingénuamente las noticias que hablaban de las ausencias de Fernández, Lobatón y Hurtado y los tres arrancaron el partido. Carvallo, Prado, Villalta, Anchante, Fernández, Lizarbe, Pérez, Lobatón, Palacios, Hurtado y Jiménez fueron los 11 celestes que saltaron al pésimo gramado del Miguel Grau. Una muy buena asistencia de cerveceros apoyó al equipo y  este marco hubiera merecido un mejor rendimiento celeste.

Pero no se le puede pedir a este equipo lo que no tiene. Puede exigírsele actitud y la muestra, pero no basta. Fernández no está para jugar en Cristal y lo demostró en este partido donde fue una puerta abierta – el gol de la visita vino de su sector – y se ganó una irresponsable expulsión. Anchante es muy buena gente pero es un defensa rústicoy no ofrece seguridades. Pérez le da equilibrio al club, le da peso y personalidad pero … muchas veces complica el juego más de lo que soluciona. Jiménez le pone ganas pero no soluciona nada. Y si a eso le sumas el hecho de que hay jugadores que no estan en un nivel que le conocimos como Lobatón y Prado y otros que se esconden como Lizarbe – en un partido como este dónde se le necesitaba al 100% – y Sheput, tienes un equipo que no está para pelear la punta ni el campeonato.

Cristal tocó y tocó todo el partido pero … nada más. Careció totalmente de ideas, del pase preciso, de la jugada adecuada. Nadie se arriesga en Cristal y por eso es que se juega muy atrás. Cuando la pelota sale de nuestro campo el equipo no sabe qué hacer. Nadie resuelve, nadie intenta y por eso es que los goles llegan cuando se dan genialidades espóradicas y no como una consecuencia del juego del equipo.

Tu planteamiento no se puede criticar, Juan Carlos, fue lo mejor que pudo ser. Lo que si se te tiene que criticar es que armaste un equipo livianito y esto indigna cuando vemos que otros cuadros que tienen menos que Cristal – para que no sigamos justificándonos con que los que nos superan son los que tienen mayores presupuestos – como Huancayo, Gálvez o Chalaco terminan no sólo jugando mejor que nosotros sino además mostrando equipos de peso, más cuajados, más contundentes.

Por eso cuando nos metieron el primer gol se vió un equipo que no tenía la capacidad para darle vuelta a ese resultado. Y si empatamos fue más por un golpe de suerto que por cualquier otro motivo. El buen pase de Sheput fue desperdiciado por Aliberti que sacó un pésimo remate. Sólo la suerte de que ese balón pésimamente pateado rebotara en Galván y llegara a los pies de Hurtado nos garantizó un gol. Si no fuera por esa suerte, hoy estaríamos comentando una derrota. Y luego del gol, cuando el equipo tenía el envión anímico, se vió en inferioridad numérica y ahí se vimos lo más indignante: Cristal firmó el empate.

Por que eso fue lo que pasó. El equipo no soportó firmemente el ataque del visitante, no intentó ganar a fuerza de vergüenza deportiva, simplemente se echó a tener el balón y a esperar que Rivera pite el final del partido. Sporting Cristal, el grande, el tercer equipo más popular del país, el equipo más copero del Perú, el 15 veces campeón nacional, se conformó con un empate, jugando de local y ante el mayor adversario que tenemos.

Ese equipo que reconoce su inferioridad frente a un rústico equipo crema, ese es el Cristal que armaste.

La institución no merece esto. La hinchada no merece esto. La responsabilidad es tuya. Ahora no hay que empezar con la novela de tu renuncia. Armaste un equipo para luchar el quinto puesto, entonces eso es lo que tienes que darle al club, el quinto puesto. Sino el fracaso – o doble fracaso por que desde ya esta temporada viene siendólo – será total.

Triste año para la historia celeste.


Responses

  1. Lo de Oblitas viene desde que asumió el equipo en el 2007. Es triste ver que luego de más de 2 años de supuesto trabajo no existan progresos destacables en el funcionamiento del Sporting. Lo vengo repitiendo desde la eliminación con Estudiantes, que muchos recuerdan con grato al saber ahora que los argentinos fueron campeones de la Libertadores, desde aquel partido que Cristal salió a perder en La Plata. Así, con esa actitud mediocre, a ningún lado llegaremos.


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: